Erika la Turka ” Libres y Descalzas”

 

 

11168004_471645749678377_1483923207289790671_nLibres y descalzas es un proyecto artístico experimental de Danzas Gitanas e inspiración Romaní, creado y dirigido por Erika La Turka, bailarina y coreógrafa especialista en Danzas Gitanas y Danzas del Mundo.

Este proyecto nace de una pasión por las danzas y por la música gitana en toda su diversidad que lleva a La Turka a poner en escena su propio camino personal como bailarina y como mujer, a través de la música que el pueblo gitano ha ido regalando al mundo, absorbiendo y reinventando a través de siglos de camino.

Libres y Descalzas es justamente eso: la historia de un camino; el que debe emprender toda mujer, y que trasciende cualquier raza o condición, desde que nace hasta que muere, en esta ocasión tomando como fuente de inspiración los mitos y las figuras arquetipales del universo gitano: la niña, la novia, la boria, la matriarca…

Los ritos de paso, las jerarquías, el desamparo y la incomprensión, el luto, el sentido de comunidad y esa capacidad alquímica para transformar el dolor en alegría… Son rasgos muy característicos del pueblo Roma que aquí se intentan representar en un espectáculo de xx minutos, con una puesta en escena sencilla y colorista, rica en matices, donde las músicas gitanas de Rusia, Turquía, Balcanes y España están presentes.

Con un elenco formado por 10 bailarinas amateur y 3 artistas invitadas, Libres y Descalzas pretende reflejar, tanto la vida cotidiana de un pueblo errante como sus profundas emociones y su sentido de la LIBERTAD.

11174979_471645966345022_5951504813719870324_n

“No soy gitana de sangre, pero lo soy de corazón. Mi respeto y admiración por este pueblo, sobre todo por sus mujeres, es lo que me mueve y conmueve para llevar a escena sus músicas, a través de imágenes que me llegan de oídas y leídas, de vivencias propias, de contactos personales, físicos y etéricos”.

Erika La Turka

_DSC0035

Comienzo a aprender danza gitana sobre el año 2005. Yo bailaba Danza Oriental desde hacía años, pero había algo en mi propia danza que me sacaba de los cánones establecidos para bailar oriental. Y de pronto, encontré la Danza Gitana Romaní, y aquí si pude sacar toda mi personalidad desde una expresión en la que me encontraba cómoda al 100%.

El camino de mi vida siempre ha ido muy ligado a la cultura gitana. En el lugar en el que me crié la población gitana llegaba al 40%. Un lugar no muy grande y de algún modo aislado. Por lo que la convivencia con personas de raza gitana estaba en mi día a día infantil y juvenil. Hogueras en la calle y una buena reunión a cantar y a bailar era algo normal.

Yo absorbí de ellos un sentimiento y una manera curiosa de mirar la vida.

Que estás triste: pues bailas. Qué estás contento: pues también bailas.

Que duele: pues sácalo bailando niña!!

308668_2358111793675_4891475_n

Toda esta convivencia marcó mi rumbo y mi personalidad. Y muchos años después todo cobró un sentido aprendiendo sus danzas con profundidad, rigor y respeto.

Hoy agradezco a todas esas chicas y mujeres que me permitieron acercarme silenciosa a su cultura. A sus cultos y celebraciones. A sus reyertas entre payas y gitanas, quizá por un novio, quizá un insulto. Quién sabe ya…..

Erika La Turka dirige su propia escuela de danza en Madrid desde el año 2003. The Dance Factory, a día de hoy uno de los espacios para desarrollar danza más importantes de la capital.

 10995856_461893223986963_8079817346529967415_n

 http://erikalaturka.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *