Mari Cruz García Rodera “Maestra de Maestros de la Risoterapia del Poder de la Risa

 

11407061_840901992646367_69673552031617851_n

¿Cómo consigues abrir el corazón de las personas en una sola sesión?

¡Dime con quién andas y te diré cuánto te ríes!

Sí, es impresionante el impacto de una sola sesión.

Es muy importante educarse en el arte de saber escuchar a las personas, en interactuar con ellas de igual a igual, tener en cuenta cuanto sienten y todas las propuestas. Recuperar la alegría y la risa de las personas constituye una auténtica misión.

Las clases son muy constantes, y a la vez tiernas. Dan valor a la idea de unidad, de crear equipo con agrado. Convierten a la risa en un derecho fundamental, de conocimiento y de práctica, del arte de ser feliz y estar contento.

La formación te conecta ante todo con tu propia libertad, con la capacidad de ser y de actuar, siguiendo la voluntad interna de tu corazón y de tu ser.

Contamos con las mejores referencias sobre el mundo del Poder de la Risa. Es de gran importancia establecer con devoción la transmisión de conocimientos, una buena técnica y herramientas muy útiles. Pero la base más importante para la Risoterapia es que adores y ames las clases. Que te las tomes como una misión.

Es interesante acercarte con ganas de instruirte primero a ti mismo, recolocarte con tus habilidades y experiencias, e interaccionar con personas que desean aprender a reír. Dispones de muchas reuniones con un objetivo común. Los reencuentros se multiplican, y cada uno se con- vierte en un espejo para los demás. Te conoces a ti mismo y el grupo es tu espejo

Los círculos de poder son extraordinarios como primer acercamiento y están muy validados en los programas de enseñanza. Entre todos creamos un orden, un grupo con características, costumbres e intereses comunes, que queremos frecuentar para compartir.

Para quienes se dediquen de forma exclusiva y completa a esta profesión, el reciclaje es muy aconsejable, por no decir indispensable. Que no se limiten únicamente a la época de formación. Gracias a nuestros numerosísimos contactos nos resulta fácil ver la evolución de los profesionales que hemos preparado, quiénes están atentos al avance que ofrecemos, cómo aumenta la confianza en ellos mismos. Sentirse acompañados es muy importante para su capacidad de enseñanza y comunicación.

22611_813669432036290_9120866198426875297_n

 

¿Por qué, sabiendo lo buena que es la Risa, la gente se ríe tan poco?

Y sería interesante preguntarte:“¿Qué me aporta vivir a la manera de los demás? ¿De qué me sirve estar resentido? ¿Qué tiempo de mi existencia empleo para conocer diferentes estilos divertidos hay por experimentar?

¿Qué me hace gracia?

¿Te has planteado ensayar tu Risa?

Antes de ser capaces de impregnarnos del cambio tengamos en cuenta la competitividad, la comparación y la discriminación, la soledad y la desconfianza que los seres humanos llevamos a cuestas.

Desde pequeños somos observados desde la obsesión y preocupación para averiguar si pesamos mucho, si pesamos poco, si nos falta algún medicamento o alguna analítica. Mi madre daba a luz a sus hijos en casa con mi abuela paterna y mi padre. Luego los atendía con todo su cariño. Es muy distinto. Ahora, desde pequeños, nos comparan. Y la comparación es el máximo desprecio posible a una persona, a su ser único y exclusivo.

El mundo se manifiesta en sus múltiples competencias y competiciones. Te comparan con las personas cercanas. Las que tú más amas se convierten en tus competidores. El padre tiene sus preferencias. La madre tiene sus preferencias. Los hermanos tienen sus preferencias, y tu mejor amiga también tiene sus preferencias. Te abres paso como puedes entre la inseguridad y el miedo. Crecemos con ese sistema celular y esos patrones de ADN. La educación está pensada para domesticar, la mayoría de religiones te suele señalar y culpabilizar: tú eres bueno, tú eres malo (les regalo una clase de la dualidad y la evolución de las polaridades). Son millones la

personas compartiendo los mismos códigos y prácticas comunitarias, crean- do procesos de hábitos y comportamientos tóxicos, mentales, emocionales y físicos. Sociedades enfermizas con diálogos de patologías, como un perro que se muerde la cola.

Atención con la repulsión de estas cuestiones sociales y las organizaciones, donde tu divinidad, tu unicidad, tu libertad, tu independencia y tu espontaneidad se sienten constantemente cuestionadas.

¡Nadie debe ser comparado con nadie!

La Risa lleva siglos perseguida y abolida. Muchas instituciones han des- preciado la Risa. En ese desprecio es donde más ha trabajado la vieja mente dominante. En cada una de nuestras células están impregnados la abolición de la Risa, un “no te rías, es peor”, la educación de que quien ríe ya llorará y de que “la letra con sangre entra”. Por empatía reproducimos este modelo con todos los seres.

Venimos de un “mundo al revés” lleno de imposiciones, y metiendo a la fuerza ideologías y obligaciones. La evaluación negativa de los demás, el miedo a que el grupo me rechace están en nuestra genética y nos sentimos amenazados. Nos duele que se nos ignore en la familia, entre amigos, en el trabajo.

Invito a limpiar las ideas establecidas, sentir que la Risa es espontaneidad, inteligencia y unicidad. Aprovechemos la labor viva que llevamos realizando.

Entre todos ha llegado el momento de sanar definitivamente las células y el ADN, de generar nuevas visiones, de que nuestros pensamientos íntimos, progenitores, persistentes, conscientes e inconscientes vayan en una sola dirección: la dignidad de ser felices

Nacemos para ser felices. El sonido intracelular y multidimensional por excelencia es el de la Risa. Así lo comunicamos y practicamos.

10153232_840805555989344_856333914448169437_n

5 Comments

on “Mari Cruz García Rodera “Maestra de Maestros de la Risoterapia del Poder de la Risa
5 Comments on “Mari Cruz García Rodera “Maestra de Maestros de la Risoterapia del Poder de la Risa
  1. gracias a la revista Sembrando Átomos por compartir ésta maravillosa enseñanza, desde mi punto de vista éste libro es un gran compañero de camino
    y si practicas sus enseñanzas también se puede convertir en un gran Maestro.
    Gracias Mari Cruz por compartir tu sabiduría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *