Nicolás Pacheco. Director Cinematográfico: JAULAS.

Buenos días Nicolás. ¿Cómo es Nicolás?

Una persona con muchas caras o facetas artísticas, independiente y con una gran necesidad de comunicarse y de sentirse libre.

A la hora de sentarte delante de un papel en blanco.

¿Qué necesitas?

Orden, silencio, soledad, estar rodeado de mis libros y haber descansado bien. Por otra parte haber planificado el trabajo y mi día.

 

¿En que te inspiras a la hora de hacer el reparto?

La primera inspiración es la historia, el alma de la historia para poder diseñar un reparto creíble, honesto y solvente.

Háblanos de JAULAS.

Jaulas es una película que habla del destino, de la falta de libertad de elección para poder cambiarlo. Todos los personajes en la película están atrapados y de alguna manera son víctimas de sus condicionamientos culturales, familiares; de sus limitaciones psicológicas y hasta físicas… Todos sueñan con otra vida mejor pero ven pasar su existencia aceptando las reglas de un sistema que los margina. Todos menos Concha, una madre-coraje que lucha hasta el final para cambiar el destino de su hija, a sabiendas de que ella no va salvarse. Creo que no hay un amor más incondicional que este, el de una madre por una hija o un hijo. Y de ese amor capaz de todo también habla la película.

Es una película para los más desfavorecidos, es un drama y a la vez intentas meter comedía.

¿Cómo se consigue esa mezcla?

Escuchando muy bien lo que va necesitando tu historia y el espectador. La verdad es que esta mezcla de géneros me ha salido de manera orgánica. Pensé que era interesante aliviar o darle aire a la trama pincipal con la música, un poco de humor y una fotografía colorista.

¿Cómo ha sido el rodaje?

Bien, sobre ruedas. Aunque fue complicado ajustar en cinco semanas todo lo que había que rodar. Me hubiera gustado tener una semana más de rodaje pero bueno, al menos tengo una película terminada.

¿Qué mensaje quieres dar con JAULAS?

Jaulas invita al espectador a preguntarse qué limitaciones tiene, cuáles son sus grandes o pequeñas jaulas. Todos tenemos condicionamientos que nos limitan, que nos impide estar más cerca de lo soñado. Puede ser que esta represión o  “jaulas” sean externas, aunque la mayoría de las veces los límites nos lo ponemos nosotros mismos.

Te apetece hacer una invitación al público para que vayan a ver JAULAS.

Claro que sí. Creo que no se van a arrepentir. Es una película que te tiene desde el minuto uno enganchado a la pantalla y hace que cuando salgas del cine mejor de lo que has entrado. Está mal que yo lo diga pero creo que tiene todos los ingredientes para emocionar, entretener y hacer pensar.

Nicolás Pacheco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*