VÍCTOR MATELLANO Director de Cine y teatro. Guionista y escritor cinematográfico.

¿Cómo y cuándo fueron tus comienzos con el mundo

Cinematográfico?

Pues aunque publico mi primer libro sobre cine en 1995, en realidad yo he tenido de cerca desde pequeño las cámaras de cine, ya que ocasionalmente trabajaba en figuración. Es desde hace unos diez años cuando trabajo de primer ayudante de dirección en cine, al tiempo que dirijo teatro profesional y escribo guiones para productoras. Después vino lo de dirigir cine. Gusanillo he tenido desde siempre, mucha fascinación.

¿Por qué te decantas por el cine de terror?

En realidad no me decanto, “me decantan”. Como cinéfilo me fascinó siempre el cine de terror y de monstruos, desde pequeño. Pero que yo comenzase dirigiendo en ficción cine de terror fue fruto de la casualidad: en una de las productoras en las que trabajaban les interesaba hacer una película de terror y me dijeron “¿La harías tu?”, “¿Tendrías un guión?”. Y así nació Wax. En realidad como profesional me interesa cualquier género o tipo de historia. Aunque como cinéfilo siga devorando terror.

¿Qué necesitas a la hora de escribir un guión?

A veces los guiones surgen como punto de partida de una simple anécdota. O de la visualización de un instante clave que defina la película. Creo que siempre es importante tener claro un momento por el que se recordará una película aparte de por su historia en conjunto. Después lo más importante son los personajes, siempre.

¿Cómo ves el cine actual?

El cine en general, pues en continuo cambio y reinvención, sobre todo en materia de ventanas de exhibición, que de alguna manera condiciona el lenguaje. El cine español, bueno, débil como industria, si es que podemos hablar de industria… Ese sería un tema largo de charlar.

¿Cuando haces un casting que valoras?

Que el actor o actriz recuerde en algún rasgo, en algún potencial, al personaje dibujado en el guión, especialmente en la mirada. Los castings dan pistas de las energías que después se van a dar en rodaje, qué se va a poder sacar trabajando el personaje. Después hay que explorar cómo trabajarlo, no importa tanto lo físico, para eso está el maquillaje, la peluquería, el vestuario…

Eres escritor. ¿Cómo lo compaginas?

Pues cuando no hago una cosa, estoy haciendo la otra, no paro. Es curioso, y muy interesante, pasas de estar rodeado de gente a estar sólo sentado ante el ordenador.

Háblanos de “ Parada en el infierno”.

Es la historia de un secuestro en el llamado far west. Básicamente hay aquí dos grupos de personajes, los que quieren matar, torturar, violar, y los que intentan escapar, sobrevivir. Un thriller un poco reflejo de la vida. Decía mi añorado Larraz, perdonad la expresión, “yo divido la vida en los que joden y los que son jodidos…”

¿Quieres dar un mensaje?

Que vayan al cine. Y desprejuiciados. No hay nada mejor que jugar con lo que la historia que vemos en pantalla nos propone. Ser cómplices. 

Proyectos….

Siempre. Libro, espectáculo, película. Próximamente, como decimos en el espectáculo, si todo va bien. Lo importante es seguir produciendo, no parar.

Muchisimas gracias por atendernos, mucha suerte.

A vosotros!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *