NACHO SAN JOSÉ.

¿Cómo comienza tu carrera cinematográfica?

En el año 2010 me apunté a un taller de interpretación para amateurs en plan juego. Un día, haciendo un ejercicio en clase, sentí unas sensaciones y emociones tan fuertes que lo flipé porque nunca había sentido nada tan fuerte en toda mi vida. Y me enamoré de esta profesión…

¿Cuando tienes un guión en mente que estado emocional necesitas?

Cuando te estás preparando un texto hay que tener toda la batería emocional preparada. Tienes que estar preparado para sentir lo que sea que requiera el papel. Así que me preparo conectando mucho con mi esencia y mis ser más interior.

Eres una persona que busca estímulos intelectuales ¿Por qué?

Efectivamente, los busco porque son lo único que me nutre. Una buena conversación con alguien sabio, un buen libro bien escrito, nuevas aventuras, nuevos retos, interactuar con gente muy diferente a mí… Cualquier cosa que me genere pensamientos distintos a los que ya tengo.

¿Qué sientes cuando estás actuando?

Siento una pureza enorme en mis sentimientos, siento una intensidad férrea en mis objetivos, siento una confianza absoluta en mis opiniones y decisiones, me siento enorme e infinito. Es muy bonito y muy difícil de expresar con palabras..

Acabas de comenzar con productor, ¿donde te sientes más cómodo?

Uy! Una pregunta muy fácil. Como actor… cien veces más cómodo. Pero siento que también tengo que hacerlo. ¡Hay que hacer cine!

¿Cómo ha sido el comienzo de “Cómo la Espuma”?

Hace unos 3 años, mi socio David Krohnert y yo montamos la productora Pony Films. Queríamos hacer algo, pensábamos que había mucho talento ahí fuera y que era una pena que la gente estuviera esperando a que la llamasen. Así que decidimos levantar un proyectito con amigos.  Hablamos con una buena amiga (y también actriz de la película), Raquel Quintana, y nos habló de Roberto Pérez Toledo. Yo no conocía aún su trabajo, pero investigué un poco en la red y nos encantó la manera que tiene de mostrar los sentimientos. Así que nos asociamos con la productora Potenza y contactamos con Roberto y le mostramos nuestro interés en trabajar con él. Él nos propuso una idea que tenía de una fiesta loca en la que sucedían diferentes historias, nos pareció interesante y empezamos a desarrollar el guión y luego el proyecto del largometraje.

¿Qué buscas en ella?

Contar historias que muevan a la gente en su asiento y les hagan reflexionar y volverse un poquito más humanos. Además de hacerles pasar un buen rato.

¿Qué mensaje mandarías para que fueran a ver “ Como la Espuma?

Es una película que les va a sorprender. Tienen que verla. Van a sentir emociones muy bonitas, se van a reír mucho y van a salir del cine con una sonrisa en los labios y otra en el corazón.

Proyectos futuros….

Ahora estamos terminando la postproducción de nuestro último largometraje “Grimsey” de Raúl Portero y Richard García en coproducción con La Panda y Doce Producciones. Es una historia de búsqueda que nos está quedando muy chula… Esperamos poder empezar a mostrarla en festivales después del verano. ¡Estad atentos!

Te deseamos mucha suerte, muchas gracias por atendernos….

¡Muchas gracias!

Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *