” Juan Luppi “

12033060_386748001532032_5929896997855783805_n

¿Cómo y cuando han sido tus comienzos en el mundo de la interpretación?

A muy temprana edad y al revés de como suele darse entre los actores. No tuve que revelarme ante un padre severo que esperaba un título universitario, sino que el destino me lo puso delante. Vengo de una familia de actores, abuelos, padres, tíos… y me crié entre las bambalinas de los teatros porteños y los estudios de televisión donde trabajaba mi papá. Un día, un asistente de producción que había calculado mal el número de actores que necesitaba para el rodaje del día me dijo “¿Quieres decir esta frase cuando ella te haga una señal?” Ella era Cecilia Roth.

¿Cómo te definirías?

Como un chico austero de costumbres sencillas y frugales. Con una gran insatisfacción que me ha llevado al teatro esperando allí encontrar alguna respuesta. El resto son disfraces con los que me entretengo mientras tanto.

Háblanos de tu experiencia en “ Los Serrano

Yo era un preadolescente cuando empecé allí y avanzó en paralelo con mi descubrimiento de la profesión. Había hecho cosas antes, pero esto requería un rigor y compromiso adulto: tenía un contrato por años con Globomedia (!) De repente no había tiempo de jugar, de ensayar, de pensar el trabajo, como sí lo había en las clases de interpretación. No tenía herramientas y había que parecer natural y decir bien los textos. De manera intuitiva fui aprendiendo maneras, artificios de la actuación que después de años pude dominar, o entendí que no servían y tuve que empezar de cero. En ese sentido me arrepiento de haber empezado a trabajar sin ninguna preparación.

¿TV o Teatro?

Teatro con sueldos de TV.

 Crees que por ser nieto del gran Federico Luppi, ¿se te ha puesto el listón más alto?

Absolutamente. Muchas veces sentí que se me ha exigido mucho y reconocido poco. Empecé a estudiar en el 2002, hace quince años… a veces trabajo obsesivo, otro simplemente riguroso, y si alguna vez alguien reconoció algún mérito en mí, la explicación era evidente: lo lleva en la sangre. Por lo demás, no me considero un actor especialmente dotado de talento, sino más bien algo trabajador.

¿Qué sientes cuando estás actuando?

Una enorme libertad. Como en la película About Time (2013), que el protagonista puede viajar en el tiempo entonces comienza a ensayar las situaciones para que les salgan bien, actúo situaciones ya pensadas y probadas. De esta manera puedo hacer cosas que yo jamás haría, tener pensamientos inusuales en mí, levantar la voz como sólo el personaje sería capaz… Ser alguien más interesante que yo. Claro que esto pasa poco. La mayoría de las veces pienso en no olvidarme un texto, recordar dónde poner las manos o quién es el productor de cine que vino esta noche a ver la función.

Recientemente vais a estrenar las obras “Mala Praxis “ y 1982 Obertura Solemne “

Háblanos, que nos vamos a encontrar.

Con dos comedias desopilantes que se desarrollan en un ámbito casero y mantienen un alto nivel de realismo. Su gracia radica en una mirada cáustica de los aspectos más miserables de la gente común. Son personajes que abundan en la calle y están ahí para mostrarnos hasta dónde podemos llegar como sociedad por no mirar más allá de la pequeña baldosa pisamos.

unspecified

MALA PRAXIS es un asunto legal y ético. La demanda contra este joven médico parece no tener explicación, más que una extorsión para sacar dinero. Sin embargo, vamos a ver que es mucho más grave. El abogado querellante tiene un odio personal por un pasado que lo condena. Así, uno deposita su vida en manos de la justicia y la medicina sin advertir que éstas tiene un costado oscuro.

unspecif

1982, OBERTURA SOLEMNE hace referencia a una obra de Tchaikovsky y a la guerra de 1982, Islas Malvinas. En una cena familiar aparecen los distintos puntos de vista del mundo y el pasado, y veremos cómo los extremos hacia derecha e izquierda se tocan. El pasado deja heridas abiertas en la sociedad y muy poca gente está dispuesta a meter el dedo para extraer la astilla.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Lisandro Fiks?

¡Ésta debería ser la primera pregunta de la entrevista! Fue lo mejor que me pasó profesionalmente en mucho tiempo y todo lo bueno que pueda decir de él, como director, va a quedar corto. Después de un par de días de ensayar una escena, me dice: -Tenéis que meterte en la cabeza de este médico y pensar no sólo lo que dice, sino cómo es toda su vida… De esa manera podemos hacer cualquier cosa y siempre vas a saber cómo responder- Nada más fácil, cabrón, pensé mientras le asentía con la mirada vacía. A partir de ese día ¡No hubo más escena escrita! Sólo sabíamos el asunto que debíamos tratar en el escenario, y hasta esta noche no tengo la menor idea de qué pasará en ese momento de la obra.

Junto con Romina Fernández, la otra actriz, tienen un bebé: Ciro, el reloj biológico de todos nuestros ensayos. Yo iba a ensayar a su casa y me esperaban con el agua caliente para el mate. -Lo duermo y empezamos- decía Romina. Al primer intento, nuestras voces lo despertaban. Lisandro lo alzaba, chupete en mano, y seguía dirigiendo. Al rato no paraba de llorar, entonces interrumpía el ensayo. -Perdón, Romi, parece que tiene hambre- Se lo pasaba a la madre -Bueno, Juan, vamos vos y yo a nuestra parte del final hasta que vuelva Romina- Fue una locura y un milagro que hayamos montado la obra. Sólo se explica por el gran entusiasmo que aportábamos, gratis y en nuestros ratos libres.

Te apetece dar un mensaje al espectador.

Paradójicamente, Fiks destaca como autor y director siendo un actor pura raza. Te invita a pensar el mundo y a soñar despierto desde la butaca del teatro. Conocerlo fue recuperar la confianza en el teatro argentino contemporáneo. Me gustaría invitarlos a conocer sus obras.

Futuros proyectos.

Estoy preparando una película de producción chilena para estrenarse en 2018 que se va a filmar íntegramente en los Andes, acerca de los primeros viajes de exploración. Durante todo el 2017, estaremos en Buenos Aires haciendo “Mala Praxis” y “1982…”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *