” Amir John Hadaad ” Colaborador.

Amir-John-Haddad-24

Dicen de mí que soy el impulsor de la música con emoción mediterránea, un músico con alma, un crisol de razas y culturas con una creatividad inmensa, capaz de liberar emociones con generosidad para contribuir a la unión y harmonía en el mundo.
Soy Amir John Haddad, me llaman “El Amir”. Llevo tocando la guitarra flamenca y el laúd árabe desde que tengo siete años y mi vida ha ido siempre ligada a la música. A los doce años debuté en los escenarios y desde entonces me dedico al mundo de la música y los conciertos.
Desde joven empecé a interesarme por muchas músicas y de hecho me encanta el flamenco, la música árabe, folclore sudamericano, jazz, rock, funk, metal, hip hop, R&B, Soul, Country, Folk, World Music, etc… la lista es muy muy larga. Para mí es como si todos los estilos fueran diferentes átomos que se juntan para formar un estilo de música universal.

Sembrando Átomos es para mí una metáfora de sembrar cosas muy pequeñas y esenciales que con el tiempo se convertirán en cosas más grandes y generosamente útiles. Todo está hecho por átomos y me atrae la comparación de que cada humano es como un átomo y el conjunto de humanos formamos la humanidad así como varios átomos forman materia.
En la esencia de las cosas está la clave, el núcleo de una persona, el núcleo de una melodía, el núcleo de una emoción, el núcleo de una vida. De donde partimos e imaginarnos a dónde queremos ir es esencial para poder establecer un camino, un recorrido por el que nos vamos a desenvolver.
Pasa con la música que cuando tenemos una idea y la desarrollamos sale algo más completo, una canción, una obra, una sinfonía. Pero hay que tener las cosas claras, ser honesto, rebuscar en el interior de uno mismo para escucharse y detectar la vibración y emoción que uno siente y es a partir de ahí que podemos avanzar con algo que nos llene y también alumbre a los demás que nos escuchan. Se trata de transmitir. No demostrar, no, transmitir desde un sitio muy pequeño, desde un sentimiento que nace y se hace cada vez más grande. El proceso es el terreno en donde esas sensaciones, emociones, el conocimiento y la constancia se juntan para crecer y abrir nuevos caminos. El durante es importante porque te hace estar conectado con lo que haces. Ese momento de foco absoluto es como una meditación y en la meditación está uno clarividente para percibir y generar otro tipo de energía creativa.
Sembrando átomos es como sembrar vida, sembrar vida es creer en la naturaleza, creer en la naturaleza es creer en algo más grande que el humano y nosotros como humanos somos el motor de lo que sucede en nuestras vidas. Así que os animo a seguir sembrando átomos!!
Amir John Haddad ” El Amir”

logo bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *