David Cobo.

bio

Llevé un pandero, tres cuencos de metal y una kalimba. Solo deseaba compartir un ratito con esas personas que están encerradas a llave por que alguien dice que están enfermos. La experiencia fue linda hasta que se convirtió en milagrosa.
Eramos unos nueve o diez adolescentes, más el personal sanitario, más la gente de música en vena, un par de invitadas y un servidor. Sentados en un circulo de dos filas, con los “enfermos” en la primera y atrás los mayores. Unos cinco minutos tarde trajeron entre dos personas a “Minn” una niña china de 15 años que según su doctora llevaba tres semanas en estado catatónico, es decir sin responder a nada, estado vegetal.
Un rato más tarde invité a esa niña asentarse en primera fila, lógicamente la sentaron los médicos mientras los otros niños, sabiendo de la delicada situación abrieron hueco y sabiduría y la colocaron justo frente a mi.
Silencio en la sala, comencé a tocar un sencillo ritmo con el pandero, de repente dulce y delicadamente esa niña que “no respondía a nada”, ¡¡ se levantó sola y comenzó a bailar !! Puro baile, pura sensorialidad. Los médicos no podían creerlo ni abrir mas los ojos, el corazón de la sala entera se aceleró, todo mi ser se estremecía en asombro y reconocimiento de algo yá conocido.
Ahora sí, ahora la niña respondía a cada variación rítmica en el mismo instante que sucedía, coreografía divina de pecho abierto y ojos cerrados.
El reloj dijo que pasaron siete minutos pero Minn no vivía en el tiempo, bailó un eterno presente al que generosamente me invitó. Fuí llevado de su mano fina a un lugar de ¡tanta verdad, tanta sensibilidad, tanta naturalidad, tanta presencia!. La amé absolutamente, sin romanticismo, dirección, ni deseo, absoluta y expansivamente. En un instante recorrimos lugares indescriptibles donde sólo antes transité acompañado de chamanes y maestros de meditación. Gracias niña.
Más tarde me felicitaron las médicos, y se interesaron por mi versión. Entonces no supe más que emocionado y contenido decir: “Ha sido una gran experiencia”.
Ahora en la distancia puedo desentrañar una versión de mi versión:
Esos niños no están enfermos, piden amor con la misma violencia que lo dan.Y es en ese contexto como en cualquier otro, que de manera excepcional surge alguien que inmerso en el verdadero Amor se ilumina, cesa de pedir y de dar y solo abre un espacio para que quién esté cerca y desee , por fin viva en eso que llamamos Dios.
Gracias por el milagro Minn.

ecstatic-dance-david-cobo

Entrevista: Maite Fernández

¿Quién es David Cobo?

Es una parte de ti que quieres ver en mi. Sería mas apropiado preguntártelo a ti. David también es el nombre de un hombre que se arrebata por la libertad del camino medio: No provocar no reprimir.

¿Por qué la percusión?

Por ser directa, primitiva, esencial y ancestral. Sueño a veces con el sonido de los tambores de las películas de un Tarzán con gomina.

¿Qué te ofrecen tus manos al tocar?

El impacto con la piel o la madera crea un espacio en mi interior, a veces mientras toco pienso en la lista de la compra otras desaparezco al “Misterio” y más que tocar, me dejo tocar.

¿Qué emociones sientes encima de un escenario?

Miedo, alegria, paz, calma, asombro, gozo, devoción…a veces no es tanto la emoción como el “estado” en el cual navegan esas emociones.Me interesan los estados que lejos de una supuesta frialdad, me permiten disfrutar las emociones sin que estas me lleven de la mano como a un niño rebelde.

¿Crees que hay un cambio de consciencia en la humanidad?

Creo que la Con(s)ciencia no puede cambiar, es inmutable y espera paciente que descansemos en ella. Pero el ser humano puede cambiar de foco y si parece que hay cada vez mas gente que desea conocerse más. También es cierto que en occidente, existe una gran mayoría que aun disfrutando de una absurda opulencia material, vive en modo supervivencia cosa que distrae “el foco”.

Psicoterapia, chamanismo, yoga, tantras ¿Qué te ofrecen estos tipos de terapias?

Para mi son distintas artes de acercamiento a lo Absoluto que además dotan a la vida de una intensidad brutal.

Ya no practico nada de eso, vivo así que es mas fácil.

Proyectos…

Ahora en Madrid tengo una Jam de Flamenco los martes en en “El Junco”. Doy sesiones de Ecstatic Dance, que es la búsqueda del trance ecstático(de extasis) mediante la danza espontanea, cada dos sábados. Empezaré también a hacerlo para niñ@s y familias, es un placer ver bailar a los papis y mamis como locos frente a sus hijos y viceversa.

Grabaré este año el segundo Cd de Vibra para girar con el y espero acabar de escribir el libro que remolonea desde hace cuatro años en mi mesilla de noche.

https://www.facebook.com/david.c.amores?fref=ts

http://davidcoboamores.blogspot.com.es/p/biografia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *