Compañía ETR.

 

IMG_0521En escena la ETR, se abre el telón si hubiese

En escena dos personajes: A y B. El personaje A es el protagonista que todo lo quiere, es el motor de la acción, el que hace avanzar la escena. Y el personaje B,  como buen antagonista, es el que se opone, el que se niega avanzar y que las cosas evolucionen positivamente.

A: entonces (señalando a B) tú eres el malo

B: No, no soy el malo, soy el prudente. Uno de los dos tiene que ser el personaje racional que no se deje llevar por las emociones y el devenir de la historia.

Pausa dramática los dos personajes reflexionan sobre por qué están en esta escena y hacen aquí metidos en un artículo supuestamente periodístico.

A: Nos han pedido que hablemos sobre la trayectoria de la ETR

B: ¿La ETR? ¿La compañía de teatro esa que está en los bajos de la biblioteca del polígono?

A: Eso es. Antes estaban en la Posada de la Hermandad, en las mazmorras y han pasado a los calabozos de la biblioteca.

B: Pero ¿tienen calabozos las bibliotecas, ahora?

A: No, que va. Es que ese edificio se construyó para la policía y, claro, hay calabozos. Pero eso es de otra escena.

B: Me gusta eso que dices. Resume muy bien lo que puede ser la trayectoria de una compañía de teatro que va de las mazmorras a los calabozos, siempre en sótanos

A: En lugares privados de libertad

B: Lo normal para unos titiriteros que ya se toman demasiada libertad. Dicen que la libertad no es buena para el Arte.

A: Lo dices tú que me estas pisando un pie…

Pausa incómoda, silencio, los dos se ponen a silbar y miran hacia los focos como si mirasen hacia el infinito. Hasta que B rompe el silencio.

B: Se supone que tenemos que hablar bien de la Compañía ETR

A: No se supone nada, tú di lo que quieras que el papel todo lo aguanta.

B: (gritando) Tozudos, libertarios, ácratas, insolentes, tercos, cínicos…

A: Para, para… Se supone que el emocional soy yo y tú el racional ¿eso que dices es bueno o malo?

B: Según se mire y quien lo mire.

A: Hagamos un repaso “objetivo”. Lee la chuleta

LOGO 06B

B: La ETR nacen como colectivo en 1997, tras el cierre de la escuela municipal de teatro, desde entonces mantienen los cursos de la escuela teatral para adultos y niños y paralelamente realizan espectáculos teatrales con la Compañía ETR, les han dado algún premio, han hecho teatro para adultos para niños, abuelos… comedia, drama, bufón, performance, pasacalles, clown… Son los que últimamente hacen el Entierro de la Sardina, salen en Carnavales, hacen el Titiritoldo, organizan el festival T+T de teatro independiente, montan el Árbol de los Deseos en Navidad y han hecho Botijolgorio en la Feria de agosto.

A: Mucho hacen, me parece a mí.

Al fondo interrumpen la escena tres personajes que son los propios actores de la compañía ETR, en ese preciso momento A se lanza al cuello de uno de ellos y grita desesperadamente.

A: Dime tú por qué te dedicas al teatro, dime, rápido, titiritero, contestaaaaa

Jorge García: (se zafa de A y se pone intenso y reflexivo) Cuando eres pequeño, entre juego y juego, sin las preocupaciones y presiones de los adultos, empiezas a plantearte qué quieres ser de mayor. ¿Astronauta? ¿Arqueólogo? ¿Piloto de aviones? ¿ un duende , quizás? Poco a poco, a través de los juegos infantiles comienzas a descubrir que puedes ser todas esas cosas y más, y de pronto por casualidad se revela ante ti un lugar donde puedes ser joven, viejo, policía o marciano, ser todo se hace realidad en este espacio: el teatro.

B: (Apuntándole con un bazuca) No te pongas intenso maldito titiritero y ve al grano.

Jorge García: Decía que  puedes jugar a ser lo que quieras ser con total libertad, porque el teatro es un gran juego, el juego de la vida. Y a través de este juego te puedes acercar a la historia de la humanidad, siendo Calígula, Napoleón o Juana de Arco y también puedes acercarte a la realidad social de todo el mundo y meterte en la piel de otra persona con una realidad y circunstancias diferentes a las tuyas, en definitiva jugar a ser otro. Eso es lo que me proporciona el teatro cuando estoy sobre un escenario, la posibilidad de jugar como cuando era niño con total libertad.

B: (preguntándole a A) ¿me le cargo?

A: no merece la pena, es un sentimental. Siguiente

La actriz Ana Torres se acerca al proscenio y mira a los lados y duda si hablar, parece que B sigue muy enfadado

Ana Torres: (con miedo) La primera vez que recuerdo estar encima de un escenario fue hace mucho tiempo ,creo que estaba en 5 o 6 de EGB, hice de grillo, solo tenía que salir y hacer “cric, cric”. La gente se reía, lo podía haber hecho cualquiera, pero lo hice yo y me sentí tan bien al hacerlo que siempre que tenía ocasión hay estaba yo, haciendo de grillo o de lo que hiciera falta.

A: (tirándose de los pelos) Otra maldita sentimental que recuerda su infancia… Y ahora ¿Qué sientes ahora?

Ana Torres: Cuando estoy actuando se me olvida todo lo que dejo abajo en el escenario, es decir por un momento dejo de ser yo. Me siento bien de provocar al público alegría, desconcierto, tristeza y sobre todo risas.

B: ¿Qué mierda de función es esta?

A: Culpa del guionista

B: (dirigiéndose a la última actriz que estaba al fondo del escenario) Tú, venga. ¿Quieres decir algo antes de que baje el telón cerremos este teatro para construir un centro comercial?

La actriz avanza dando piruetas sobre las puntas de sus pies.

Rosana Braojos: Emocionarse, reír, llorar

Disfrazarse, caracterizarse, transformar.

Hacer de rey o de mendigo.

Ser un gran personaje histórico o un ruin vampiro.

Hacer que el público llore contigo,

Sentir sus aplausos y grandes alaridos.

Vibrar, expresar, fundirse, soñar,

Compadecerse, sentir celos y felicidad.

Ahogar un grito de esperanza,

Un chillido de rencor,

Vivir miles de aventuras

Y jugar a ser mayor.

Tener un veloz caballo,

O un látigo aterrador.

Saborear la muerta y la vida,

Como un personaje de acción.

Hacer una trágica despedida

O una entrada triunfal.

Vivir otras miles de vidas

Emocionarse, reír, llorar.

Esto es teatro quien lo probó lo sabe.

A y B se retuercen en el suelo y un coro de animales mitológicos interpreta una danza entorno a los personajes y los actores para terminar con una gran apoteosis final con música de trompetas y timbales.

Cae lentamente el telón.

http://laetr.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/compania.etr?fref=ts

IMG_2897

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *