Hermonías

HermoníasHermonías: palabras, imágenes y lenguas.

Antonio Illán Illán

Hermonías. Poemas, nanas y canciones no es un libro para niños, es un libro escrito desde el universo de las niñas y los niños cuya emoción alcanza a sus padres a sus abuelos o a sus maestros. Es un conjunto de textos muy rítmicos para leer a los niños, para que lo lean los niños y, muy especialmente, para leer CON los niños. Es maravilloso leer en voz alta y es maravilloso escuchar las palabras que nos leen. Las palabras pronunciadas comienzan a existir fuera de nosotros, cobran vida, evocan mundos, crean el universo. Por eso es tan importante leer a los niños, contarles historias. Leer no es un acto neutral de la cultura, es su esencia. Con la escritura de Hermonías he pretendido transmitir algo de esa herencia, del patrimonio aprendido, que debemos a quienes nos siguen.

La poesía se vive, se sueña, se goza, se canta, se baila, se dice y se siente. El poema es la lengua al alcance real de la experiencia de los niños, que aprenden la palabra con ritmo. La palabra que canta, que baila, que vuela y que cuenta es una ventana que se abre a la imaginación. Escuchar, leer, recitar o cantar…Todo esto es Hermonías, una herramienta para crecer con el lenguaje.

Hermonías es también un libro que acerca a otros idiomas y que enseña valores. En el mundo habitan niños y niñas muy diversos en su cultura, en su piel y en su manera de comunicarse. Por ello, en este libro de poemas hay una serie de imágenes en las que interactúan personas diferentes que conviven. Al mismo tiempo, los poemas, nanas y canciones están traducidos a uno varios idiomas ­-el más común es el inglés- con la pretensión de que se tome conciencia sobre el hecho de que en el mundo en que vivimos existen muchas maneras de expresar y comunicar las mismas emociones, con palabras y letras muy diferentes.

Con la escritura de estos textos, y sus traducciones, he pretendido que los niños y niñas valoren la diversidad de usos y formas del lenguaje, tanto en su ámbito familiar como escolar, como un factor fundamental de enriquecimiento y acercamiento a otras culturas, a otras realidades.

Con Hermonías se propicia una educación, en la familia y en el colegio, encaminada a la multiculturalidad y a la aceptación positiva de la diversidad cultural y lingüística.

La primera escuela es la familia; la escuela también debe buscar ocasión de crear familia con el lenguaje. Es muy importante que las palabras y el ritmo se abracen en el juego de aprehender la lengua, o las lenguas, en la infancia.

Es muy grato cantarles a los niños, acercarles la eufonía del lenguaje, la musicalidad de un verso y comunicarles el afecto con la expresividad efectiva de una frase dicha con el ritmo, el tono, la intensidad y el timbre apropiados. La lengua es armonía que deja ancladas las palabras en la mente y en el corazón.

La poesía es la lengua materna del género humano. Es importante que las madres y los padres les digan a sus hijos palabras con ritmo. Es necesario que en la escuela se trabaje con las palabras como un juguete rítmico, colorido, sonoro, un arcoíris y un tintineo que va creando imágenes y asociaciones. La poesía infantil es un juego de palabras que se vive, se siente y se dice, con el que se trata de trasmitir una emoción que es, a su vez, una experiencia estética.

Hermonías es poesía infantil porque está dirigida a las niñas y los niños, desde que comienzan a ver símbolos, a acariciar los libros que les leen sus padres, sus madres o sus abuelos, y también cuando ellos son capaces de leer.

Los poemas e ilustraciones de este libro están impregnados de esencias infantiles, con la ingenuidad, la gracia y la fantasía de un lenguaje evocador que ayuda a imaginar, a sentir y a que cada uno construya su isla fantástica a través del poder de la palabra y las imágenes.

La mejor música es la que le cantan las madres y los padres, y también la que acompaña al lenguaje que se enseña y se aprende en la escuela, tanto en la lengua materna, como en otras que se escuchan y aprenden. Y el ritmo se encuentra fundamentalmente en la poesía.

Este libro, Hermonías, es un juego del decir, donde lo que importa es mantener la coherencia natural para que los más jóvenes interioricen las palabras y forjen su propio mundo, pues, como dijo Antoine Saint-Exupéry  en El Principito: “Lo esencial es invisible a los ojos”

Título: Hermonías. Poemas, nanas y canciones. Autor: Antonio Illán Illán. Ilustraciones: María Azaña. Poemas traducidos a los siguientes idiomas: Inglés (la mayor parte), alemán, francés, italiano, árabe, chino y japonés. Editorial: Cuarto Centenario. Precio: 20 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *