BioCultura

 

logotipo biocultura silueteado revEn BioCultura podemos encontrar una amplia y variada oferta acompañada de un alto nivel de calidad, características de la madurez y profesionalidad de los operadores del sector y de las empresas presentes en cada edición. La amplia oferta de empresas y el éxito de visitantes convierten a BioCultura en la principal feria biológica de la península. Más de 16.000 referencias de productos de alimentación ecológica. 

Los alimentos ecológicos constituyen el principal sector de BioCultura, junto al cual se presentan multitud de productos y propuestas para la vida diaria que han sido también obtenidos por métodos ecológicos, sin el uso de sustancias químico-sintéticas. Contamos también con productos certificados para la higiene, cosmética; bioconstrucción; energías renovables; muebles y decoración; terapias y medicinas complementarias; ahorro y reciclaje; ecología; medio ambiente; turismo rural y ecológico ; juguetes; artesanías; música; libros y revistas. BioCultura acoge a profesionales de cada uno de los sectores y promueve la participación del consumidor, convirtiéndose así en un escaparate de la producción biológica y ecológica.

GARANTÍA DE CALIDAD
Todos los productos que se exponen y promocionan en BioCultura deben pasar por el control de nuestro Comité de selección de productos. El Comité de Selección de BioCultura está formado por el equipo técnico de BioCultura, INTERECO y técnicos y profesionales de todos los sectores presentes. Trabaja durante todo el año meticulosamente y con rigurosidad para que las propuestas que se presentan en la feria cumplan los requisitos exigidos. Los alimentos sólo pueden ser biológicos, certificados por cualquiera de los organismos oficialmente reconocidos tanto en España como en Europa al amparo del reglamento comunitario 834/2007. Para el resto de países, los certificados reconocidos por la Unión Europea. Los demás sectores también están sometidos a condiciones específicas de participación y existe un código ético de admisión de expositores que debe cumplirse.

LA INFORMACIÓN PARA REFLEXIONAR Y ELEGIR ES NECESARIA
BioCultura ofrece muchas actividades paralelas a la actividad comercial. Información libre e independiente, que pretende dar las claves para, con nuestras opciones de consumo y nuestros hábitos diarios, optar por una vida más acorde a nuestras necesidades. Temas básicos como el de la manipulación genética, los productos químicos, los problemas ambientales, la escasez y la calidad del agua, el cambio climático, la mafia farmacéutica y de la salud… acompañados por otros más técnicos y prácticos para los empresarios ecológicos, y pasando por propuestas musicales, de cine…, espacios para las terapias… Son muchos de los asuntos que se desarrollarán en este espacio de la información que es BioCultura.

FM5A2847

 Angeles Parra,  Directora de BioCultura y Presidenta de la Asociación Vida Sana

ANGELES PARRA copia

¿Cómo fueron los principios de BioCultura?

-Pues fueron muy convulsos. Ahora se habla mucho de “picar piedra”. Aquello sí que era predicar en el desierto. Hablar de alimentación ecológica hace 35 años era como hablar en chino. A nadie le interesaba nada en absoluto. Fueron grupúsculos muy pequeños de personas los que empezaron  a abrir las mentalidades de los demás en base a dar un ejemplo personal que se fue ampliando en círculos concéntricos. La feria BioCultura supuso un aldabonazo en ese sentido. Era como salir del armario. La conciencia fue expandiéndose hasta hoy: somos el primer productor orgánico de Europa y el número 6 a nivel mundial. Montábamos la feria como podíamos, con mucha voluntad, con mucha ilusión, con mucho voluntariado, sin dormir. Pero yo creo que ha valido la pena. Cada vez que alguien elige un alimento ecológico, en vez de uno convencional, le estamos ganando la partida a las fuerzas oscuras que gobiernan el planeta.

  ¿Qué cambios hay desde los comienzos hasta el día de hoy?

Son muchos los cambios que se han dado. Principalmente, entonces éramos todos activistas, voluntarios. Ahora, el sector “bio” es un sector que se caracteriza por su profesionalidad, por su creatividad, por su dinamismo. Entonces, éramos todos gente muy concienciada, llevábamos “uniforme”. Ahora mismo, consumen alimentos ecológicos todo tipo de personas e incluso por diferentes tipos de razones, de diferentes ideologías, procedencias e incluso de diferentes vías espirituales. Por conciencia medioambiental, por salud personal, por ser “gourmets”, por razones políticas, por razones éticas, etc. El sector ha crecido y sigue creciendo. Ya nadie se sorprende al oír hablar de agricultura ecológica, de “gallinas felices” o de tofu, por poner unos ejemplos. David ha vencido a Goliath y hoy el sector ecológico compite con la agroalimentación industrial en todos los ámbitos. Incluso te diré que el sector alimentario convencional copia descaradamente todas nuestras consignas. De forma fraudulenta, claro, para vender “falsos alimentos naturales” a una población cada vez más sedienta de alimentos que sean alimentos de verdad. Todo el mundo sabe ya que un tomate ecológico es el único que es un tomate de verdad y que sabe a tomate.

 Estamos en un cambio de consciencia,¿ lo veis así?

Lo que yo pienso es que el mundo evoluciona y que las dos opciones conviven. Es decir, siguen habiendo millones de personas que no se plantean nada a la hora de comer. La agroindustria seguirá vendiendo su comida llena de pesticidas y modificación genética, quizás procedente de países como China, expoliando el mundo, y a mucha gente le parecerá muy bien comprar basura a buen precio. Al mismo tiempo, millones de personas en todo el planeta están optando cada vez más por un cambio de chip total: alimentos ecológicos, locales, de temporada, principalmente vegetales, de artesanos si puede ser… Es la dieta más sana, más ecológica, más sostenible, la más equitativa desde el punto de vista solidario, la que más combate el cambio climático y la que más protege los tejidos rurales tradicionales…

¿Creeis que la agricultura ecológica no va a parar?

Sí. Sin duda alguna. No va a dejar de crecer. De hecho, no ha dejado de crecer incluso en los peores años de la crisis. Nosotros mismos, BioCultura, también estamos creciendo de forma exponencial y eso es el reflejo de un mercado al alza, dinámico, vivo, emergente.

  ¿ Como conseguís tanto éxito?

La dieta ecológica y todo lo que gira en torno a BioCultura (salud natural, bioconstrucción, ecocosmética, energías renovables, textil orgánico…) se venden solos. Son el futuro. Lo sabe todo el mundo. No necesitan especialistas en marketing ni grandes campañas de publicidad. ¿Por qué? Porque son la esencia misma de la eco-nomía del bien común, ese otro mundo posible que está la vuelta de la esquina, una eco-nomía que respeta los recursos y los reparte muy equitativamente. En los próximos años, en muchos ámbitos muy diversos, vamos a ver cambios muy drásticos en todo: política, alimentación, educación, etc. Como ya he dicho, mientras una parte del mundo seguirá anclada en el pasado, otra parte de la sociedad no esperará a que políticos y/o instituciones den los pasos necesarios para el gran cambio. De hecho, si hoy la alimentación ecológica está donde está, no ha sido gracias a los políticos y la Administración, sino a pesar suyo. Los especialistas en marketing y las grandes campañas son necesarios para vender lo que es fraudulento y nocivo.

Quereis dar un mensaje.

El cambio siempre empieza en uno mismo. Adelante y con coraje, conseguiremos un mundo mejor. La Creación lo pone todo de su parte.

http://www.biocultura.org/

FM5A3042

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *