La Fura dels Baus

1966842_749635748381986_120613549_n

 La Fura dels Baus es una compañía de teatro española creada en 1979 por Marcel·lí Antúnez Roca, Carlus Padrissa, Pera Tantinyà, Quico Palomar y Teresa Puig. Autodefinidos como grupo de teatro «de fricción» que busca un espacio escénico distinto del tradicional, sus montajes y productos diversos han evolucionado mezclando imaginación, morbosidad, performance, mecatrónica e instalaciones de gran espectacularidad, en un contexto dramático de creación colectiva.

La compañía funciona como una empresa artística de grandes espectáculos, no exenta de controversias. Frente a un público generalmente entregado e incondicional, algunos críticos han reprochado su cierta incapacidad para despertar sentimientos positivos que vayan más allá de las sensaciones elementales que genera la espectacularidad de sus trabajos.Quizá la mejor respuesta a esas dudas estén en el recuerdo de su montaje del Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny, a partir del libreto de Brecht, estrenada en el Teatro Real de la capital de España, en otoño de 2010. Parece evidente que La Fura dels Baus siempre tiene presente el tipo de monarca y de público ante el que actúa.[

Al comienzo de la segunda década de 2000, esta compañía-empresa catalana estaba coordinada por cinco directores artísticos y una nómina, entre actores, atletas, funambulistas, técnicos, diseñadores, gestores, colaboradores, etc., de cientos de personas.

imagesimages03LS0M0X

La Fura dels Baus, se fraguó como grupo de teatro urbano y popular en la localidad catalana de Moià en los últimos años de la década de 1970, haciendo pasacalles y participando en fiestas y “entoldados”. El verano de 1979, sus cabecillas, Marcel.lí, Padrissa y Tantiñá, abandonaron su pueblo de origen para conquistar Barcelona, primero, y más tarde el mundo.

Su nombre, intraducible, hace alusión a un hurón («fura») ‘supuestamente endémico’ del torrente que cruza la localidad de Moiá, luego convertido en vertedero de basura.

Entre los principales componentes del colectivo, a lo largo de su existencia, pueden mencionarse los nombres de: Antunez, Padrissa, Tantinya, Ollé, Espuma, Muller, Gatell, Jordi Arús, Hansel Cereza y Michael Summers, Quico Palomar, Teresa Puig y Mireia Romero. Entre los colaboradores más cercanos, figura el actor Eduard Fernández, ganador de un Goya por su interpretación en Fausto 5.0.

En 2014, los cinco responsables titulares eran: Miki Espuma, Pera Tantinya Pep Gatell, Jürgen Múller, Àlex Ollé y uno de los fundadores, Carlus Padrissa.

Padrissa-convierte-los-edifici_54239692365_53389389549_600_396

Tras la “prehistoria” de pasacalles de feria popular y disfraz de payaso, el grupo, evolucionando desde algunas tendencias del teatro independiente, no muchas, desarrolló un estilo propio, que más tarde se ha llamado “espectáculos de lenguaje furero“. En él pueden inscribirse la mayoría de los montajes del primer periodo, entre 1979 y 1990. Poco antes, en 1989, había abandonado el colectivo uno de sus fundadores, Marcel·lí Antúnez Roca

sss-1024x731

Ante todo, mi admiración y respeto… sois brutales, impresionantes…

Tengo un serio problema, os han hecho tantas entrevistas a lo largo de vuestra vida profesional que resulta difícil encontrar la pregunta que no hayan sido preguntada… creo que  prefiero que me preguntéis a mi… que soy casi virgen en esto…

Desde el principio fuisteis un grupo de decisiones colectivas… desde vuestro nombre, desde vuestra primera exposición…  el primer espectáculo con la mula…ahoora, 30 años después, la vida se presenta en una suerte de cambio, de decisiones colectivas, de las simbiosis ideológicas y estéticas… ¿Podríais darnos consejos para esta difícil tarea?, 

La Fura se creó en 1979, o sea que ya serán 36 años de trabajo. Durante este tiempo ha pasado de todo y más, y siguiendo el método de error, error, acierto, hemos ido creciendo y volviendo a errar. El único consejo que puedo dar y que sé positivamente que ha funcionado, es la decisión de unirnos en grupo. Como colectivo de creadores y dando rienda suelta a cualquier idea. Después el tiempo ya se encarga de aceptarla o desecharla.

¿De qué parte de uno se ha de prescindir para ser varios? 

Esta pregunta me la he hecho yo cientos de veces. Supongo que el valor más alto de nuestro colectivo se basa en la libertad absoluta de creación. Cuando trabajas con 8 personas que sabes que tienen un potencial brillante, te esfuerzas a cada paso. No creo que se trate  de una competición pero si de la superación de ti mismo frente al trabajo de los demás. Creo que fué Woody Allen que dijo (Irónicamente real) “La venganza es muy creativa” en este caso yo diría que “El colectivo es muy creativo” en si mismo.

¿Seguís siendo una organización delictiva dentro del panorama actual del teatro?

Después de 36 años, quisiera poder decir que no. Que han llegado otros grupos más jóvenes y más delictivos (iconoclastas). Pero desgraciadamente, veo el proceso histórico del teatro y me siento muy defraudado. Desde mi punto de vista ha habido una clara involución de estilo, se está recuperando el teatro costumbrista de texto y se han dejado de lado (no todos) la experimentación escénica. La Fura no ha perdido nada de su estrategia primera. Seguimos siendo delincuentes artísticos con todas las contradicciones que ese termino supone.

Sorprender, todo el tiempo sorprender… ¿cómo se hace eso?, dónde nace lo impredeciblemente controlado… la inmensa e inimaginable imaginación?

¿Como se hace? “Cuando llegue la inspiración que me coja trabajando” J.M.Serrat

¿La vanguardia ha de ser provocación?

Bueno, la historia nos desdice de este axioma. Ha habido vanguardias muy reaccionarias y conservadoras. Pero, incluso así, quiero creer que todo el arte debe ser obligatoriamente provocativo. Cuando no lo es, se convierte en lo que los ingleses llaman “Entertainment”. A veces pienso que la barrera entre arte y entretenimiento se ha diluido y que el público ya no quiere o no puede diferenciar un tonillo en televisión de una gran y difícil obra de arte.

¿Qué queda de vuestro  “Manifiesto Canalla”?, ¿Qué restaríais de él ahora y qué sumaríais de nuevo?

Cuando teníamos 20 años escribimos este decálogo para darnos espíritu y subvertir y sacudir al espectador. Funcionó  perfectamente. Después de haber trabajado en varios lenguajes escénicos (cine, televisión, grandes eventos, etc.) y haber hecho   versiones de autores clásicos, podría ser muy difícil mantener la coherencia de nuestro manifiesto. Sin embargo, releyendo el  decálogo, me doy cuenta de que nuestro sistema de creación sigue desarrollándose a partir de estos patrones: los elementos  diferenciados que se favorecen entre si, nuestra necesidad de experimentar en vivo cualquier proyecto, la abjuración del folklore prefabricado. En fin, no pienso que hayamos olvidado nada, La Fura dels Baus sigue NO siendo un fenomeno social, un colectivo  político, ni un circulo de amistades afines, etc.

Por favor, una definición del buen espectador para vuestros espectáculos..

Libre, valiente, curioso, audaz, vestido cómodamente, con capacidad de sorpresa, con voluntad de ir y entender más allá. En

resumen, un receptor sin fondo que esté dispuesto a vivir la aventura de nuestro propio universo.

Miki Espuma

Director musical de La Fura dels Baus

http://www.lafura.com

/https://www.youtube.com/watch?v=Rqr2G7oTXqE

Perth_International_Arts_Festival_SMC_2010

 

Entrevista realizada por Mónica Ibáñez

http://mikemona.cercadeti.org/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *