La Aventura de ser Payasa!!

Amapola Ola

Cuando hace ya unos cuantos años me aventuré a ser payasa, jamás pensé que este iba a ser el viaje de mi vida. Para llegar a ser payaso uno tiene que emprender un viaje hacia el interior de si mismo. El camino que se recorre te lleva a lo más profundo de tu ser y te capacita para contemplarte sin juicios ya que durante el recorrido te has ido liberando de todas las cargas innecesarias. Imagínate que un invierno partes hacia un lugar paradisiaco. En el punto de partida hace mucho frío así que llevas varias capas de ropa y también una mochila con lo que consideras necesario para el viaje. Poco a poco vas viendo que por el camino van apareciendo todas aquellas cosas que necesitas para satisfacer tus necesidades básicas. Hay árboles que te ofrecen sus ricos frutos, en la tierra crecen exquisitos vegetales y pequeños arroyos cristalinos te proporcionan su agua. Cargar con la mochila te comienza a parecer innecesario y, pese a la seguridad que te genera el tener tus cosas, decides dejarla y liberarte de su peso. El sol cada vez calienta más, el invierno se va transformando en primavera y te vas desprendiendo de las capas de ropa. Cuando no llevas puesta ya más que una fina y cómoda túnica sin costuras y de tacto suave, entonces llegas a ese lugar paradisiaco donde puedes quedarte a reposar todo el tiempo que quieras con o sin túnica porque allí te sientes seguro, tranquilo y libre. Te encuentras en casa, arropado por tu amor propio. Entonces descubres con sorpresa que pase lo que pase todo va a ir bien porque te amas y empiezas a “jugarte la vida”.! ! Es un viaje arduo, muchas veces decides quedarte por el camino pero si tu vocación verdadera es esta no puedes más que seguirla hasta el final. Con mi payasa descubrí el significado verdadero de la palabra de vocación. El diccionario la define como la inspiración con la que Dios llama a algún estado o profesión (http://lema.rae.es/drae/?val=vocacion). Sí, ser payaso es una experiencia mística o espiritual que requiere de vocación, es decir, uno tiene que amar lo que hace y para ello primero uno tiene que amarse a sí mismo. Así de sencillo es. ! ! Y cuando llegas al final del viaje, cuando por fin conquistas la nariz roja, esa minúscula máscara, la más pequeña del teatro, entonces descubres con sorpresa que el final no es el final, es el inicio de un camino gozoso y lleno de magia. El payaso es el personaje de todos los personajes, el rey de las máscaras, ha conseguido dominar todos los arquetipos y su intención está enfocada en ponerlos al servicio de la belleza y la bondad. Es capaz de hacer que nos riamos del miedo. Por eso hay quienes sostienen que el payasos es sagrado (http://clownludens.blogspot.com.es/ 2009/01/payasos-sagrados.html). En muchas tribus antiguas su figura era la más respetada, estaba por encima de los políticos y los chamanes, pues se creía que los payasos tenían la capacidad de sanar el alma. ! !
Ciertamente los payasos conocen bien la alquimia del cambio, cuentan con esa capacidad transmutadora o transformadora que pone del derecho el revés de la realidad. Son expertos en hacer algo que tan de moda ha estado en la estrategia empresarial: ver en la amenaza la oportunidad y en la debilidad la fortaleza. En resumidas cuentas, le dan la vuelta al fracaso y lo transforman en éxito. Y pueden hacerlo por la sencilla razón de que cuentan con la experiencia del viaje. Sí, la aventura de ser payaso es muy sanadora, te obliga a mirarte por dentro, debloquearte y observarte sin juicios, con compasión, desde la óptica del perdón, es decir, de quien comprende que errar es humano. Esta toma de conciencia es la que te acerca a lo divino, a tu ser verdadero y a auténtico, es decir, a vivir en el Amor.! ! Por todo esto yo defino al payaso como un ser humano que actúa desde la inocencia y la pureza del amor que todo lo llena de verdad. Y la verdad más absoluta para el ser humano es que hemos nacido para vivir y hacerlo con mayúsculas. Por eso el payaso “se juega la vida”. Así es como consigue emocionar y sacar carcajadas, mostrando como la vida es un juego. Haga lo que haga, el payaso siempre tiene éxito, también lo tiene cuando comete errores y la clave está en que disfruta de ello. El payaso goza del tener, del estar, del hacer y del ser, en lo bueno y en lo malo, con inocencia y con conciencia.! ! Amar, vivir y reír son las reglas básicas del payaso. Es así de simple. Siempre he dicho y siempre diré que fue mi payasa la que me salvó la vida, pues me enseñó a vivir en esta sencillez. Así que me siento agradecida cada vez que digo Yo Soy Payasa, vivo dedicada a sembrar felicidad con amor, bienvenidos y bienvenidas, pónganse cómodos, el juego va a comenzar.! ! Amapola Ola (Gema Sánchez Hernández)!

http://amapolaolaclown.wordpress.com/!

la aventura de ser payasa

 

2 Comments

on “La Aventura de ser Payasa!!
2 Comments on “La Aventura de ser Payasa!!
  1. SE LO COMPARTO

    Del autor : George Rosario Rodriguez
    Tema : ESTA ES MI ARTESENIA TEATRAL Y ME HA FUNCIONADO .
    El famoso cómico Garrick, según la leyenda como uno de los primeros propulsores de la risa terapia, afectado por la depresión y la soledad, consultaba de incógnito a un médico quien irónicamente le recetó: ¡Ir a ver a Garrick, para reírse con ganas! Cual nos hace pensar si la risa nacería de un papel cómico, o de la manera de interpretar una tragedia.
    Me propongo deliberar sobre la profesión del payaso, la modalidad escénica más controvertida para algunos teatristas y directores artísticos. Por esa razón es que parto de una interrogante: ¿Es el payaso un ACTOR? Por ahora dejo la pregunta en el aire, dándole la oportunidad de sumar elementos y una vez haya terminado la lectura del texto. Concluir con la respuesta.
    No pretendo crear una polémica con estos conceptos, entre los llamados clowns, payasos o cómicos, me ocupo de muchas dudas que poseía, pero que ya hoy, luego de haber trabajado y adquirido experiencias me han permitido compartir con ustedes y ayudar en la búsqueda de un camino menos imprudente. De ahí que los invito a que siga leyendo y verás de qué manera irá cambiando la forma de ver este personaje.
    Es posible que existan muchos escritos sobre el payaso pero no tengo conocimiento de algún manual que contenga la esencia del payaso. Me refiero a los particularidades que te dicen cuándo debes y en qué momento hacer algo que provoque risa, son imposibles escribirlo y menos determinarlo mediante un manual o procedimientos establecidos. Ya que este personaje se crea, desarrolla y vive según la capacidad intelectual de cada uno de sus ejecutantes.

    • Una buena reflexión George, gracias por tu comentario.
      Recuerdo que cuando empezaba a formarme como payasa escuché en alguna de las clase “el payaso puede ser lo que quiera”. Entonces no entendí la esencia de oración. Probablemente ni el profesor entendía lo que estaba diciendo y repetía sin más una frase cliché que había oído o leído en por ahí. La frase es brillante y creo que para comprenderla hay que experimentarla. remitiéndome a ella digo que el payaso sí es un actor y, además, todo lo quiera ser el motor que impulsa y da vida a este personaje.
      Dejo aquí la reflexión de un blog que me gustó mucho cuando la leí. Ahí se pueden encontrar referencias literarias sobre el payaso que no son para nada las típicas:
      http://clownludens.blogspot.com.es/2009/01/payasos-sagrados.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *